Noticias

Postula al segundo proceso 2018 para la acreditación de evaluadores de la Calificación Energética de Viviendas

Arquitectos, ingenieros y constructores civiles interesados pueden inscribirse en el sitio www.calificacionenergetica.cl hasta el 3 de septiembre de 2018.

El Ministerio de Vivienda y Urbanismo (Minvu) abrió la convocatoria para postular al llamado nacional de selección de profesionales interesados en acreditarse como evaluadores energéticos de la Calificación Energética de Viviendas en Chile (CEV), instrumento impulsado por dicha cartera de Estado junto al Ministerio de Energía.

Para participar en el proceso, los interesados deberán cumplir los requisitos definidos por el Minvu en la Resolución Exenta Minvu N°1555 del 9 de marzo de 2018 y completar el formulario de inscripción disponible en el siguiente enlace: www.calificacionenergetica.minvu.cl/proceso-de-acreditacion-de-evaluadores/.

El llamado de acreditación está dirigido a arquitectos, ingenieros y constructores civiles.

Los postulantes debidamente inscritos, y que cumplan con los requisitos, podrán rendir una prueba de conocimientos mínimos, mediante la cual se seleccionará a los profesionales que logren el puntaje necesario para rendir la prueba de acreditación. El resultado de la etapa de inscripción se publicará el 6 de septiembre de 2018 en la página web de la Calificación Energética de Viviendas (www.calificacionenergetica.cl).

Erwin Navarrete, jefe de la División Técnica de Estudio y Fomento Habitacional (Ditec) del Minvu, señaló que “estamos trabajando para que, en el corto plazo, la eficiencia energética sea un atributo que influya al momento de adquirir una vivienda, considerando que las hace más competitivas en el mercado al contar con un estándar constructivo por sobre lo exigido en la reglamentación térmica. En esta tarea es fundamental el rol de evaluadores energéticos, que son los profesionales acreditados para aplicar la calificación; por esta razón abrimos una nueva convocatoria para sumar nuevos evaluadores a los 744 que ya operan a lo largo del país”.

“Esta es una atractiva oportunidad de proyección laboral para los profesionales que estén interesados, ya que, a través del proceso de acreditación, podrán avalar las competencias técnicas para cuantificar, mediante una etiqueta oficial, las mejoras incorporadas en los proyectos que en el futuro deban evaluar”, señaló Navarrete.

Las principales fechas del segundo proceso de acreditación 2018 son las siguientes:

Calificación Energética de Viviendas

La Calificación Energética de Viviendas (CEV) es un instrumento de uso voluntario que permite realizar una evaluación objetiva y estandarizada para estimar y clasificar el requerimiento energético de casas y departamentos para lograr una temperatura considerada como confortable para sus usuarios.

La CEV evalúa la eficiencia energética de las viviendas en su etapa de uso considerando el desempeño de su envolvente, el aporte de energías renovables y el consumo de energía para obtener agua caliente sanitaria, iluminación, calefacción y enfriamiento. El resultado de dicha evaluación se materializa en una etiqueta que muestra el porcentaje de ahorro en la demanda de energía y la cantidad de energía necesaria para calefacción y enfriamiento.

Eficiencia energética como indicador de calidad en viviendas

Respecto a este instrumento de medición, el jefe de la División Técnica del Minvu, expresó que: “el Ministerio de Vivienda y Urbanismo está incorporando criterios de eficiencia energética y en sus programas y proyectos, convencido de que este tipo de iniciativas, junto con disminuir el consumo energético de las viviendas, permiten mejorar la temperatura al interior y con ello el bienestar familiar, disminuyendo la generación de gases de efecto invernadero (GEI), contribuyendo así a la consolidación de estándares de construcción más sustentables y comprometidos con el medioambiente”.

Agregó que: “En este contexto, es importante avanzar en el uso de instrumentos que sirvan para medir el desempeño energético de las viviendas, por lo cual, en conjunto con el Ministerio de Energía, desarrollamos la Calificación Energética, herramienta que permite hacer evaluaciones objetivas”.

“Si bien hoy esta evaluación es voluntaria, cada vez contamos con un mayor número de viviendas calificadas por la CEV, y nuestro desafío es que el desempeño energético de las viviendas se afiance como un factor diferenciador a la hora de elegir un hogar, tal como ocurre en países desarrollados”, señaló Navarrete.

“La información que proporciona la CEV es relevante en muchos sentidos, pero por sobre todo, para los usuarios finales, ya que una vivienda energéticamente eficiente, no sólo involucra un menor gasto energético, sino también tiene un impacto directo en la calidad de vida de las familias y en la vida útil y plusvalía de la vivienda”, agregó.

“La CEV no sólo permite calificar la edificación de viviendas más eficientes, sino que está fomentando su construcción, aportando en la introducción de un gran cambio en la forma en que se diseñan y construyen las viviendas en nuestro país, al concebir las medidas de sustentabilidad desde la génesis de los proyectos y no como elementos anexos”, señalo finalmente.

Avances en la Calificación Energética de Viviendas

La calificación energética está vigente desde el año 2012. A la fecha, y a lo largo de todo el país, se han emitido más de 40.000 etiquetas oficiales a viviendas y se han acreditado como evaluadores energéticos de la CEV 744 profesionales.

Durante el primer semestre de 2018, 76 profesionales aprobaron el examen de acreditación como evaluadores energéticos de la CEV y podrán estar acreditados oficialmente durante el presente año.

En 2015 ya se había logrado un gran avance en la instalación de capacidades para el uso masivo de la CEV, lo que permitió recoger la experiencia de distintos actores de los sectores académico, industrial y gubernamental, además de la retroalimentación que aportaron los evaluadores energéticos de distintas regiones a lo largo del país. A partir de esta información se desarrolló la actualización de la CEV que entró en vigencia el 21 de abril de 2018, y que afina el proceso de cálculo, incorporando nuevas variables que incluyen los cambios introducidos en la reglamentación térmica (4.1.10 Bis de la OGUC), y entrega resultados más detallados y útiles, tales como la demanda de enfriamiento y horas fuera de la temperatura confortable.