Noticias Sin categoría

Postula al segundo proceso 2018 para la acreditación de evaluadores de la Calificación Energética de Viviendas

Arquitectos, ingenieros y constructores civiles interesados pueden inscribirse en el sitio www.calificacionenergetica.cl hasta el 3 de septiembre de 2018.

El Ministerio de Vivienda y Urbanismo (Minvu) abrió la convocatoria para postular al llamado nacional de selección de profesionales interesados en acreditarse como evaluadores energéticos de la Calificación Energética de Viviendas en Chile (CEV), instrumento impulsado por dicha cartera de Estado junto al Ministerio de Energía.

Para participar en el proceso, los interesados deberán cumplir los requisitos definidos por el Minvu en la Resolución Exenta Minvu N°1555 del 9 de marzo de 2018 y completar el formulario de inscripción disponible en el siguiente enlace: www.calificacionenergetica.minvu.cl/proceso-de-acreditacion-de-evaluadores/.

El llamado de acreditación está dirigido a arquitectos, ingenieros y constructores civiles.

Los postulantes debidamente inscritos, y que cumplan con los requisitos, podrán rendir una prueba de conocimientos mínimos, mediante la cual se seleccionará a los profesionales que logren el puntaje necesario para rendir la prueba de acreditación. El resultado de la etapa de inscripción se publicará el 6 de septiembre de 2018 en la página web de la Calificación Energética de Viviendas (www.calificacionenergetica.cl).

Erwin Navarrete, jefe de la División Técnica de Estudio y Fomento Habitacional (Ditec) del Minvu, señaló que “estamos trabajando para que, en el corto plazo, la eficiencia energética sea un atributo que influya al momento de adquirir una vivienda, considerando que las hace más competitivas en el mercado al contar con un estándar constructivo por sobre lo exigido en la reglamentación térmica. En esta tarea es fundamental el rol de evaluadores energéticos, que son los profesionales acreditados para aplicar la calificación; por esta razón abrimos una nueva convocatoria para sumar nuevos evaluadores a los 744 que ya operan a lo largo del país”.

“Esta es una atractiva oportunidad de proyección laboral para los profesionales que estén interesados, ya que, a través del proceso de acreditación, podrán avalar las competencias técnicas para cuantificar, mediante una etiqueta oficial, las mejoras incorporadas en los proyectos que en el futuro deban evaluar”, señaló Navarrete.

Las principales fechas del segundo proceso de acreditación 2018 son las siguientes:

Calificación Energética de Viviendas

La Calificación Energética de Viviendas (CEV) es un instrumento de uso voluntario que permite realizar una evaluación objetiva y estandarizada para estimar y clasificar el requerimiento energético de casas y departamentos para lograr una temperatura considerada como confortable para sus usuarios.

La CEV evalúa la eficiencia energética de las viviendas en su etapa de uso considerando el desempeño de su envolvente, el aporte de energías renovables y el consumo de energía para obtener agua caliente sanitaria, iluminación, calefacción y enfriamiento. El resultado de dicha evaluación se materializa en una etiqueta que muestra el porcentaje de ahorro en la demanda de energía y la cantidad de energía necesaria para calefacción y enfriamiento.

Eficiencia energética como indicador de calidad en viviendas

Respecto a este instrumento de medición, el jefe de la División Técnica del Minvu, expresó que: “el Ministerio de Vivienda y Urbanismo está incorporando criterios de eficiencia energética y en sus programas y proyectos, convencido de que este tipo de iniciativas, junto con disminuir el consumo energético de las viviendas, permiten mejorar la temperatura al interior y con ello el bienestar familiar, disminuyendo la generación de gases de efecto invernadero (GEI), contribuyendo así a la consolidación de estándares de construcción más sustentables y comprometidos con el medioambiente”.

Agregó que: “En este contexto, es importante avanzar en el uso de instrumentos que sirvan para medir el desempeño energético de las viviendas, por lo cual, en conjunto con el Ministerio de Energía, desarrollamos la Calificación Energética, herramienta que permite hacer evaluaciones objetivas”.

“Si bien hoy esta evaluación es voluntaria, cada vez contamos con un mayor número de viviendas calificadas por la CEV, y nuestro desafío es que el desempeño energético de las viviendas se afiance como un factor diferenciador a la hora de elegir un hogar, tal como ocurre en países desarrollados”, señaló Navarrete.

“La información que proporciona la CEV es relevante en muchos sentidos, pero por sobre todo, para los usuarios finales, ya que una vivienda energéticamente eficiente, no sólo involucra un menor gasto energético, sino también tiene un impacto directo en la calidad de vida de las familias y en la vida útil y plusvalía de la vivienda”, agregó.

“La CEV no sólo permite calificar la edificación de viviendas más eficientes, sino que está fomentando su construcción, aportando en la introducción de un gran cambio en la forma en que se diseñan y construyen las viviendas en nuestro país, al concebir las medidas de sustentabilidad desde la génesis de los proyectos y no como elementos anexos”, señalo finalmente.

Avances en la Calificación Energética de Viviendas

La calificación energética está vigente desde el año 2012. A la fecha, y a lo largo de todo el país, se han emitido más de 40.000 etiquetas oficiales a viviendas y se han acreditado como evaluadores energéticos de la CEV 744 profesionales.

Durante el primer semestre de 2018, 76 profesionales aprobaron el examen de acreditación como evaluadores energéticos de la CEV y podrán estar acreditados oficialmente durante el presente año.

En 2015 ya se había logrado un gran avance en la instalación de capacidades para el uso masivo de la CEV, lo que permitió recoger la experiencia de distintos actores de los sectores académico, industrial y gubernamental, además de la retroalimentación que aportaron los evaluadores energéticos de distintas regiones a lo largo del país. A partir de esta información se desarrolló la actualización de la CEV que entró en vigencia el 21 de abril de 2018, y que afina el proceso de cálculo, incorporando nuevas variables que incluyen los cambios introducidos en la reglamentación térmica (4.1.10 Bis de la OGUC), y entrega resultados más detallados y útiles, tales como la demanda de enfriamiento y horas fuera de la temperatura confortable.

BIM, la apuesta del Minvu para modernizar la construcción

“La implementación de esta herramienta es un importante desafío para el Minvu, comprometiendo su incorporación gradual en los programas de esta cartera de Estado, tanto de vivienda como de espacios públicos”, afirmó el jefe de la División Técnica.

 

Mejorar la productividad de sus procesos y la sustentabilidad en la edificación es uno de los objetivos que persigue el Ministerio de Vivienda y Urbanismo (Minvu), y para ello asumió el desafío de implementar la metodología Building Information Modeling (BIM), una tecnología que le permitirá, entre otros beneficios, construir más infraestructura con la misma inversión y en menos tiempo.

BIM es un conjunto de prácticas, técnicas y tecnologías, que mejoran los procesos del sector construcción, generando beneficios para toda la cadena de producción de la edificación. Permite optimizar el presupuesto y la coordinación entre áreas específicas de una obra, como fundaciones, estructura, instalaciones hidráulicas y eléctricas, así como la definición y adquisición de los materiales.

Con la incorporación de BIM el Minvu busca fomentar la formación de capital humano al interior de la institución, junto con actualizar y estandarizar las tecnologías asociadas a los procesos productivos del sector; así, gradualmente se reducirán las brechas entre el diseño, la construcción y el funcionamiento efectivo de las edificaciones y operaciones de las obras.

Para el jefe de la División Técnica de Estudio y Fomento Habitacional (Ditec) del Minvu, Erwin Navarrete, –repartición que lidera esta implementación–: “BIM llegó para quedarse, y su incorporación en los programas de nuestro ministerio será una oportunidad para mejorar la productividad, operando con procesos más modernos que potenciarán la eficiencia y un mejor uso de los recursos públicos”, señaló.

La idea es comenzar un proceso gradual y sistemático de incorporación de esta metodología en los programas ministeriales, tanto de vivienda como de espacios públicos, para lo cual, en una primera fase, se definió el desarrollo de un “proyecto laboratorio” en el Programa de Integración Social y Territorial D.S. N° 19. Para ello, junto a la División de Política Habitacional, se efectuó el levantamiento de los procesos asociados al programa, información que servirá para implementar un piloto con el cual Minvu podrá calibrar los requerimientos de implementación para los diversos programas en el futuro.

La meta es lograr la implementación de BIM en los requerimientos de los programas habitacionales y en otras actividades relacionadas de este ministerio, para el 2020.

Para la implementación de BIM en el Minvu se requiere, sobre todo, un cambio de paradigma en la forma de trabajo interno y organizacional. Para apoyar este proceso se creó en 2018 el Comité BIM Minvu, que define una gobernanza a nivel central mediante un trabajo transversal y colaborativo con seis divisiones de nuestro ministerio, que apunta a apoyar la toma de decisiones. El trabajo de este comité se divide en cuatro subgrupos: proyectos piloto, capital humano, tecnología y estándares. Además, se encuentra en formación en la Ditec un equipo técnico de apoyo específico en temas BIM.

 

La agenda BIM

La incorporación de BIM en la edificación nacional es una iniciativa liderada por PlanBIM de Corfo, un programa que compromete su incorporación en el desarrollo y operación de proyectos de edificación e infraestructura pública al 2020. Para ello, se firmó un convenio de colaboración entre los ministerios de Obras Públicas; Vivienda y Urbanismo; Economía, Fomento y Turismo; Hacienda; Corfo; la Cámara Chilena de la Construcción; el Instituto de la Construcción, y la Corporación Administrativa del Poder Judicial.

En este contexto se ha desplegado una nutrida agenda de actividades en las que el Minvu está participando activamente, con el objeto de reforzar la difusión de esta iniciativa en todo el país.

Una de las actividades más relevantes fue el Primer Encuentro BIM de Gobiernos Latinoamericanos: BIM en la Construcción Pública, que se desarrolló en Santiago con la presencia de representantes de los gobiernos de Argentina, Brasil, México, Uruguay, Reino Unido –como observador– y Chile, junto a personeros del Banco Interamericano de Desarrollo, países que están interesados en implementar BIM en la edificación pública.

En el encuentro participó el Minvu, representado por el jefe de la Ditec, Erwin Navarrete, y tuvo como objetivo la formación de un grupo latinoamericano de trabajo y la creación de una red de intercambio de información, explorar metas comunes y posibles esfuerzos de colaboración.

Un segundo hito en esta agenda fue el seminario “Por qué implementar BIM para el 2020 Casos de Éxito de empresas Internacionales”, que congregó a cerca de 550 representantes de sector construcción, con el objetivo de informar a los actores del sector privado ligados a la construcción (inmobiliarias, consultores, contratistas, entidades patrocinantes, etc.), que participan en licitaciones públicas, y a representantes de la industria en general, sobre el proceso de implementación de BIM en las instituciones públicas y en sus licitaciones adheridas al plan.

En el seminario expuso la Secretaria Ejecutiva de Construcción Sustentable de la Ditec, Paola Valencia, quien expuso el proceso de incorporación de BIM en el Minvu y los beneficios de esta metodología.

Otra de las actividades donde participó el Minvu fue la Charla Magistral – BIM Contextualizado, que fue organizada por Punto Lab, PlanBIM y Corfo con el objetivo de hacer -junto a actores relevantes del ámbito- una constatación colectiva de los avances y beneficios que reporta la implementación de BIM en la edificación nacional.

En representación del Minvu participó en la actividad el arquitecto de la Secretaría Ejecutiva de Construcción Sustentable de la Ditec, Yerko Jeria, quien expuso los avances de la implementación de BIM en este ministerio.

La agenda BIM del Minvu proyecta la realización de variadas actividades en los meses sucesivos, entre las que se destacan el fortalecimiento del Comité BIM del Minvu, levantamiento de procesos y pilotaje en otros programas, capacitación de profesionales en los diferentes roles BIM requeridos para la implementación, coordinación con contrapartes BIM de los Serviu de cada región, entre otras.

Semana de la Madera 2018: Minvu difunde sus iniciativas en torno al uso de la madera en construcción

El jefe de la División Técnica de Estudio y Fomento Habitacional, Erwin Navarrete, expuso el avance de la agenda de madera que impulsa este ministerio y la incorporación de BIM en los procesos del Minvu.

Durante la Semana de la Madera 2018 se llevó a cabo la Conferencia Nacional de la Madera, la segunda versión de una instancia que reúne a representantes del sector y expone los avances en materia de investigación y desarrollo en torno a este material en Chile.

En este escenario, el Ministerio de Vivienda y Urbanismo (Minvu) –representado por jefe de la División Técnica de Estudio y Fomento Habitacional (Ditec), Erwin Navarrete–, expuso las iniciativas que la cartera está impulsando para promover el uso de la madera en la construcción nacional, donde su participación sólo alcanza el 18 %; esto, considerando que Chile es unos de los diez mayores productores de madera en el mundo y, sin embargo, cosecha cinco veces la que consume.

El jefe de la Ditec destacó en su intervención los beneficios de la construcción en madera estandarizada, cuyos atributos, como menor tiempo de ejecución, fácil transporte y buen comportamiento térmico, entre otros, le permiten convertirse en una alternativa que aporta sustentabilidad y productividad a la industria de la construcción.

“Para nuestro ministerio es un desafío y una meta avanzar en una coordinación sectorial que posibilite el crecimiento de la construcción en madera, por ello destacamos el trabajo que llevamos adelante con el Programa Estratégico Mesorregional de la Madera de Corfo, y los vínculos con entidades como la Corporación Chilena de la Madera (Corma) y el Centro UC de Innovación en Madera”, señaló Erwin Navarrete.

Indicó, además, que “para avanzar en nuestros objetivos, es necesario acortar las brechas regulatorias, económicas y técnicas, para lo cual estamos fortaleciendo y actualizando el marco normativo técnico que rige el uso de la madera, desarrollando normas como, por ejemplo, la de cálculo de resistencia al fuego”.

Agregó que, junto con lo anterior, es necesario abordar el tema del control de calidad sobre este material, y que es fundamental mejorar la percepción por parte del usuario, que es una pieza principal en esta cadena.

En este ámbito, el jefe de la Ditec informó que se trabaja para mejorar el control de calidad de los productos que se comercializan y que, para ello, se desarrolló el rotulado de la madera para uso en construcción, que permitirá garantizar que el material cumple los estándares que la normativa vigente exige para su comercialización y uso.

Informó también que el Minvu está enfocado en ampliar y diversificar las soluciones constructivas disponibles, junto con la preparación de mano de obra calificada para el trabajo con madera. A ello se suman otras iniciativas en este ámbito, que buscan masificar, escalar y difundir los beneficios de utilizar madera en el sector construcción y los usuarios finales.

“Esta agenda apunta a mejorar la innovación, competencia y productividad del sector, pero, sobre todo, es una contribución real a mejorar los estándares de sustentabilidad de la edificación, disminuyendo sus impactos energéticos y ambientales, ofreciendo mayor confort y calidad de vida a las familias”, enfatizó.

Metodología BIM en madera

Otra de las instancias en las que participó el jefe de la Ditec fue el Seminario de Prefabricación y BIM, donde se refirió a la importancia de la incorporación de la prefabricación y la metodología BIM (Building Information Modeling) en la construcción de viviendas, en el sentido que se trata de una herramienta que permite mejorar la productividad y la sustentabilidad de los procesos.

Informó que el Minvu está implementando la metodología BIM en programas de vivienda y espacios públicos para aumentar la disponibilidad, calidad y trazabilidad de la información de los proyectos. Explicó que, contar con esta información en las etapas sucesivas de los proyectos, contribuye a reducir brechas entre el diseño, la construcción y el funcionamiento efectivo de las edificaciones en la etapa de operación.

“La implementación de BIM en programas del Minvu está pensada de manera gradual de aquí a 2020, para las distintas etapas del ciclo de vida de los proyectos que se desarrollan, y para ello trabajaremos en el levantamiento de requerimientos estandarizados con BIM en estos programas”, concluyó Erwin Navarrete.